¿Cómo acuchillar el parquet dependiendo de la calidad del suelo?

¿Cómo acuchillar el parquet dependiendo de la calidad del suelo?

Cuando hablamos de “acuchillar o lijar un parquet” o tarima de madera como también se le conoce, no es más que hacer la limpieza así como, una restauración total y profunda de dicho parquet. El término “acuchillar” se le da a ese proceso que se compone por el lijado y el barnizado de la superficie de la tarima o parquet. Un parquet o tarima, se suele lijar, tomando en cuenta su uso, así como, la calidad del mismo.

Cuando tal proceso no se lleva a cabo de manera regular, lo que ocurre es que la capa de barniz que cubre y protege la madera se puede ver desgastada y su mal estado, genera que la humedad y la grasa lleguen a la madera, cambiando su color y por supuesto, dejando una madera mucho más débil a la inicial.

¿Cómo puedes acuchillar o lijar el parquet?

Tenemos tres pasos que debes tomar en cuenta al momento de acuchillar el parquet como son: la preparación, lijado o acuchillado y el emplastecido.

La preparación

Lo primero que debe hacerse al comenzar esta parte del proceso es “observar” con el fin de poder encontrar la presencia de lo siguiente: piezas de apariencia oscura o que se encuentren levantadas debido a la humedad, piezas que se encuentren sueltas debido a que el adhesivo ya ha perdido sus propiedades, piezas que presenten manchas de grasa y piezas hundidas o con forma irregular. Luego de esto, se debe:

  • Aprovisionar y preparar. Una vez que ya se ha establecido la cantidad de material que se ha de utilizar abastecerse de los mismos, todo esto se puede hacer sin la necesidad de tener que vaciar el domicilio o la zona de trabajo, aunque siempre es recomendable tener la zona de trabajo despejada. Este paso simplemente consiste en resumen, en preparar u acondicionar el lugar de trabajo con todo lo necesario para comenzar con el acuchillado del parquet.
  • Logística de ejecución. Te debes preguntar aquí, si es posible realizar el lijado del área total en un día o si se necesitan 2 o más días, aunque esto último en lo posible se trata de evitar para aminorar costos y perder la menor cantidad de tiempo posible.

Por otro lado, debe existir cierto nivel de orden en el trabajo a realizar. De manera que, cuando se lleve a cabo el acuchillado, los cortes de las distintas zonas a acuchillar deben coincidir haciendo que el parquet se una de manera regular. Si esto no ocurre, las irregularidades en el producto final serán muy notorias. Ten en cuenta que es también conveniente sellar las puertas de los armarios que estén en el lugar, con cinta, de manera que el polvo no pueda pasar por las hendiduras de estos.

Lijado o acuchillado

Este representa el segundo paso del proceso y debe realizarse tomando en cuenta lo siguiente:

  • Máquinas de lijado profesionales. En la mayoría de los trabajos podemos observar que, estos se llevan a cabo con 4 tipos de máquinas para acuchillar parquet. La herramienta principal seria la máquina de acuchillado profesional, seguida de la lijadora de orillos o también conocida como orillera, luego tenemos la Buffer o lijadora roto-orbital y por último, tenemos la lija de esquinas o radial, la cual puede tener extensiones para llegar a esos lugares de difícil acceso.
  • El lijado. Al aplicar el lijado se busca retirar el barniz así como, las imperfecciones. Esto cuando hablamos del caso de las restauraciones o también se utiliza para poder nivelar la madera que ha sido recién instalada. Cuando se trata de restauración o reparación, también se aplica para retirar cualquier tipo de contaminantes como grasas entre otros elementos que puedan apreciarse en la capa superior de la madera.
  • El aspirado. Finalizando el proceso de lijado, se necesita dejar la superficie del suelo lista para recibir la aplicación de la imprimación o el fondo, para esto retirar todo el polvo que pudiera quedar del lijado es vital e importante. Es por eso que se recomienda aspirar con mucho detalle cada rincón del suelo, de esta manera se podrán evitar los defectos estéticos y problemas de adhesividad de las capas.

El emplastecido

La madera es porosa y con presencia de humedad en esta se generan cambios que afectan su tamaño, esto se traduce en que una madera húmeda es más grande en cuanto a volumen a diferencia de una madera seca, y esto aspecto afecta a unas maderas con más fuerza que a otras.

Aquí en Madrid, por ejemplo es bastante seco y es algo normal que luego de unos años, las maderas mermen, se encojan y se puedan avistar espacios entre las piezas del parquet. El tratamiento que se le haya dado a la madera influye enormemente en esto claro está, de manera que no sean muy grandes dichos cambios de dimensiones a través del tiempo, para corregir esto, es que se hace uso del emplastecido.

Esto se lleva a cabo haciendo una mezcla del serrín producido por el lijado y una resina especial de secado rápido, con lo cual se genera una pasta que, al aplicarse entra muy bien en las llagas y grietas que posee la madera. Este trabajo es mejor realizarlo con llana, pues esto permite cubrir grandes superficies eficazmente.

Barnizado

Ya la superficie ha sido lijada y nivelada, ahora solo queda barnizar, porque esto brinda protección a la superficie y, no se puede dejar pasar mucho tiempo para cubrirla pues, la madera una vez lijada tiende a cambiar de tono, ya sea por la humedad o por el sol. Es muy importante, antes de barnizar, asegurarse de que la superficie está libre de polvo e impurezas, de no ser así, tendrás problemas estéticos o problemas de adhesividad.

Para esto, puedes encontrar varios tipos de barniz que se puedes utilizar como son: barniz al agua, poliuretano disolvente y Urea formol. La elección dependerá del tipo de superficie y la calidad que se desee brindar al barnizado.

Mantenimiento

Llegamos finalmente a lo que alargará la vida de tu parquet, para evitar acuchillamientos de este en poco tiempo. Pues bien, el mantenimiento va a depender en gran medida del tipo de protección o de barniz con el que se haya tratado previamente el parquet en cuestión. Los enemigos de la madera de interior son; el agua, la abrasión y el sol, siguiendo este orden. Por lo tanto, el uso de ceras no es recomendado en este tipo de suelos.

Generalmente, los productos de limpieza que conseguimos en tiendas o droguerías, pueden llegar a cumplir genéricamente con el mantenimiento necesario. Pero debe tenerse en cuenta que, se consiguen mejores resultados cuando se usan productos específicos para el tipo de barniz que posee el suelo.

Finalmente, recuerda que, el acuchillado o lijado de un parquet, brindan a este, cuando se hace por primera vez, un extraordinario aspecto y cuando se lleva a cabo para restaurar, le permite recuperar la majestuosidad que solía tener.

No Comments

Post A Comment